Skip to main content

Juntos somos más fuertes: inclusión de los migrantes en la respuesta a la COVID-19 y las actividades de recuperación de la pandemia

Date:

La COVID-19 ha puesto de relieve las importantes contribuciones que aportan los migrantes a las sociedades en las que viven y el papel que desempeñan en la respuesta a la pandemia y las actividades de recuperación. También nos ha mostrado en qué medida los migrantes pueden ser particularmente vulnerables a los efectos devastadores del virus. Al mermar las posibilidades de los trabajadores migrantes para el envío de remesas a sus países, por ejemplo, la pandemia ha tenido consecuencias nefastas en la vida y los medios de sustento de millones de familias de migrantes en los países de origen.

Con ocasión del Día Internacional del Migrante, la Red de las Naciones Unidas sobre la Migración hace un llamamiento a la comunidad internacional para que reconozca que las sociedades inclusivas son más resilientes, dinámicas y prósperas. En 2021, ser inclusivo entrañará la necesidad de brindar un acceso universal a los servicios de atención de la salud y protección social para los migrantes, independientemente de su condición, y de suministrar vacunas contra la COVID-19 en condiciones seguras y asequibles. También será preciso prestar mayor atención a los crecientes riesgos que enfrentan los migrantes, en particular los que se encuentran en situación irregular. Los derechos humanos no son un premio por ser héroe ni una compensación por ser víctima; son un derecho inalienable de todas las personas, independientemente de su origen, edad, género y condición jurídica.

Hoy tenemos motivos para ser prudentemente optimistas. En efecto, observamos la apertura de un espacio para la formulación de soluciones basadas en los derechos humanos para los migrantes, incluida la aplicación de procesos de regularización; el acceso a servicios básicos para todos los grupos de población, independientemente de su situación migratoria; la prórroga de permisos de trabajo y de residencia; y el recurso a alternativas a la detención de inmigrantes.

Aun así, las contribuciones de los migrantes a las labores de respuesta y recuperación suelen pasarse por alto. Los efectos de la pandemia y las respuestas formuladas para combatirlos no han hecho más que acrecentar las vulnerabilidades de los migrantes, exponiéndolos a un mayor riesgo de contraer el virus y haciéndolos más vulnerables a la trata, la explotación y la violencia de género, y más propensos a ser objeto de estigmatización y vilipendio.

Ello resulta particularmente cierto si se tiene en cuenta el recrudecimiento de los retornos forzosos efectuados con el pretexto de que constituyen medidas de salud pública. Si bien varios países han suspendido esas medidas, la Red expresa preocupación por el aumento de los retornos forzosos, muchos de los cuales se organizan sin prestar la debida atención a la salud, la seguridad de los migrantes, ni a las situaciones a las que se enfrentarían de ser devueltos por la fuerza a Estados con sistemas de salud precarios. Ello, a su vez, expone a los migrantes que retornan y sus comunidades a graves riesgos en términos de salud pública y protección.

La Red reitera su llamamiento para que se suspendan los retornos forzosos durante la pandemia cuando no sea posible salvaguardar debidamente la salud, la seguridad, la dignidad y los derechos humanos de los migrantes y las comunidades de origen y de destino.

A medida que atravesamos esta crisis, resulta evidente que el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular sigue siendo fundamental para mejorar la vida de los migrantes y sus familias. La migración bien gestionada puede mitigar los efectos negativos de la pandemia de la  COVID-19, propiciar una sólida recuperación socioeconómica y forjar sociedades más inclusivas y resilientes. Para ser eficaz, cualquier respuesta a la pandemia debe incluirnos a todos.

La Red de las Naciones Unidas sobre la Migración también insta a que se aprovechen los progresos realizados hasta la fecha para hacer plenamente efectivo el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, un compromiso que nos atañe a todos. Al hacerlo, contribuiremos sin duda al principio de “reconstruir mejor” y a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible durante este Decenio de Acción.

Con motivo de este Día Internacional del Migrante, y a medida que el mundo emprende un proceso de transición, dejando atrás las medidas de respuesta a la COVID-19 para centrarse en las labores de recuperación de la pandemia, nos incumbe honrar a los migrantes como miembros integrales de nuestras sociedades y reconocer las incontables contribuciones que aportan al desarrollo sostenible en los países de origen y de destino.

Estamos ante un mundo en el que los migrantes no tienen por qué ser percibidos como víctimas, salvadores o villanos, sino como simples seres humanos nacidos libres e iguales en dignidad y derechos.

 

Para más información, sírvase ponerse en contacto con las siguientes personas:

 

Secretaría de la Red de las Naciones Unidas sobre la Migración
Florence Kim
fkim@iom.int
+41797480395

 

Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (DAES)
Helen Rosengren
rosengrenh@un.org


Organización Internacional del Trabajo (OIT)

Adam Bowers
+41 (0)22 799 63 48
newsroom@ilo.org


Organización Internacional para las Migraciones (OIM)
Safa Msehli
Sede de la OIM en Ginebra +41 79 403 5526
smsehli@iom.int


Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH)
Rupert Colville
+41 22 917 9767
rcolville@ohchr.org


Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)
Michelle Alves de Lima
+1 (917) 515-2615
michelle.alvesdelima@undp.org


Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)
Shabia Mantoo
+41 22 739 7138
mantoo@unhcr.org


Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)
Christopher Tidey
+1 917 340 3017
ctidey@unicef.org


Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC)
Sonya Yee
+43 1 26060-4990
sonya.yee@un.org


Organización Mundial de la Salud (OMS)
Tarik JASAREVIC
jasarevict@who.int